Logo

 

  English Espanol
driven
Otras Revistas
   Busque dentro del sitio
     

 

Arteconsult

Por: Diana Herrera Rusinque
Fotos:

 

 

cover theme
cover theme
cover theme

 

 

  1. Mi interés por el arte latinoamericano se intensifica durante los dos años que fui directora de la Galería El Sótano de Panarte. Después de este tiempo, decidí independizarme y crear una nueva empresa en la que tuviera libertad para explorar Latinoamérica y hacer trabajos de curaduría, escritos y publicaciones. Pronto los artistas con los que trabajaba comenzaron a llamarme para pedirme que estuviera presente en ventas en sus estudios o que los ayudara a organizar muestras en el extranjero. En ese momento logré organizar un equipo de trabajo con una secretaria y Gisela de la Guardia, quien me asistía con ventas.
  2. Arteconsult abre al público en 1979; hoy día nos referimos a esa primera oficina como “Arteconsultito”, ya que contando con menos de cien metros lográbamos tener una oficina y bodega durante la semana y, por medio del uso de mamparas, volver el espacio una pequeña sala de exposiciones. Pronto recibí ofertas de corporaciones como la Gulf Petroleum para organizar un concurso de pintura ―“Artegulf”― y del Banco Nacional de Panamá para catalogar su colección y organizar exposiciones en la sala principal del banco. Pronto no me daba abasto y teníamos muy poco espacio, por lo que a principios de los 80 me asocié con la arquitecta Mariela Sagel y mudamos la galería a la calle Ricardo Arias, donde teníamos un espacio de trescientos metros.
  3. Durante mis viajes iníciales en Latinoamérica, me di cuenta que sólo en Panamá y en El Salvador existían mercados latinoamericanos. Los colombianos compraban colombianos, y así sucesivamente en todo el continente; por lo que comencé a mirar hacia el Norte, específicamente a Estados Unidos que contaba con mercados incipientes tanto en Nueva York como en Florida. Mi primera muestra internacional fue una exposición realizada en Nueva York y co-curada con William DeMichelle. La muestra se presentó en su espacio, Signs Gallery, en diciembre de 1981. A raíz de esta muestra conocí a Mary Ann Martin, entonces directora del Departamento Latinoamericano de Sotheby’s Nueva York. y ahora propietaria de la galería más prestigiosa de arte latinoamericano de Nueva York. Ella ha sido una asesora invaluable durante los últimos treinta años.

    De 1984 a 1987 trabajé en Boston. Volví a Panamá en junio del 87 y al surgir la crisis de Noriega pronto monté oficinas en Miami, en donde en 1991 abrí la galería The Americas Collection junto con Dora Valdés-Fauli y Ramiro Ortiz, además contamos con múltiples galerías en Latinoamérica con las que tenemos vínculos de trabajo. En los últimos años me he concentrado en el mercado de Los Ángeles, a través de mi relación con el Museo de Arte Latinoamericano de Long Beach.

  4. Nuestra responsabilidad primordial es mercadear y vender obras de los artistas que representamos, ya que sin este aspecto comercial no contaríamos con fondos para otros proyectos de nuestro interés. Los ingresos de la galería muchas veces son destinados para promover la exportación tanto de artistas panameños como latinoamericanos, y educar al público en general a través de retrospectivas, publicaciones y muestras individuales de grandes artistas latinoamericanos, siendo la última la muestra titulada “La Violencia”, del maestro Fernando Botero en el MAC.
  5. Curiosamente, cada nuevo espacio, ha traído una nueva socia. Con Mariela Sagel innovamos en los 80 con proyectos gráficos en los que los artistas no entregaban a un técnico una obra para ser copiada; en vez de esto, producían un original en los talleres de la Corporación Pro Gráfica de Cali (Colombia). Estos proyectos que eran financiados por la galería se presentaban en forma de portafolios, inicialmente publicamos “Conceptos Gráficos 1981” con la participación de cinco maestros nacionales; igualmente promovimos obra sobre papel de importantes artistas latinoamericanos cuyos precios sobre tela los hacían inalcanzables dentro de este mercado. Para poder mostrar estas obras, que tenían un precio promedio de 3.000 a 5.000 dólares, montamos con Irene Escofferi (q.e.p.d.) un taller de enmarcado en nuestro espacio en Avenida Samuel Lewis. Importamos materia prima de calidad museográfica para preservar tanto las gráficas como los dibujos en buen estado a pesar de nuestro clima.

    Durante los 90 me eduqué simultáneamente con Brooke Alfaro sobre cómo promover y mercadear videos; un campo totalmente inexplorado hasta ese momento en Panamá. A través de distintas fuentes, logré colocar sus piezas en la Feria Art Baselde Miami y posteriormente en Balelatina, la feria paralela de arte latinoamericano que se presenta en Basilea (Suiza). Así aprendimos que los videos deben ser mercadeados en ediciones de siete copias y estudiamos valores comerciales.

    Desde hace diez años nos unimos al proyecto “Foto Septiembre”, presentado por Cooperación Española en el MAC, y comenzamos a mostrar tanto fotografía panameña como latinoamericana; logrando crear un mercado para estos artistas-fotógrafos que hoy día es una realidad. En 2003 fui invitada a editar un libro sobre arte panameño con ocasión del centenario de la República. Trabajando en colaboración con otros críticos e historiadores publicamos 100 años de Arte en Panamá. De aquí nace nuestro interés por temas editoriales, publicando en los últimos años textos para los maestros Alfredo Sinclair y Guillermo Trujillo. En 2005 me asocié con Diana Grimberg; por insistencia suya nos mudamos a un espacio en Calle 50, San Francisco, donde estuvimos por cuatro años en un local que por primera vez se encontraba en planta baja. Por gestiones de Diana se aumentó el número de fotógrafos latinoamericanos que representamos y se intensificó su promoción. En nuestro espacio actual, inaugurado en julio de este año en Calle 72, San Francisco, hemos realizado ya un simposio de la Fundación Arpa y esperamos comenzar una serie de programas didácticos y conversatorios tanto para artistas como para personas interesadas en arte contemporáneo.

  6. Empezamos la operación con un empleado a tiempo completo y actualmente somos un equipo de ocho personas. Adicionalmente el número de artistas que representamos se ha incrementado notablemente, manejando hoy día unos veinte artistas entre locales y extranjeros.
  7. Los proyectos de exportación siempre requieren un esfuerzo extraordinario por parte de nuestro equipo. Entre éstos podemos contar nuestra asistencia a ferias internaciones de arte desde 1983, nuestra constante labor con museos americanos y europeos de reconocida trayectoria, además de nuestra coordinación y curaduría de bienales, en especial la Bienal de Arte Centroamericano.
  8. Considero que nuestro aporte al Panamá de hoy se concentra en el campo del arte y la cultura. Al exponer arte latinoamericano de alto nivel durante treinta años, creamos en artistas jóvenes la ambición de llegar a esos niveles de calidad y originalidad. De igual manera, hemos financiado en múltiples ocasiones viajes de carácter educativo para artistas de talento que nunca habían tenido la oportunidad de ver obras originales de los grandes maestros de la historia del arte. No contentos con nuestra labor en la rama de artes visuales y siendo siempre una amante del jazz, en 2003 me uní a Danilo Pérez para producir el Panama Jazz Festival. Desde entonces todas las ganancias del Festival se utilizan para otorgar becas a talentosos músicos de bajos recursos.
  9. Pronto pensamos anunciar un proyecto de un nivel nunca antes visto en nuestro país.
  10. En nuestro nuevo local hemos creado un espacio conocido como La Tiendita Arteconsult, diseñado para mostrar objetos creados por artistas de la región, joyería de autor y textos de arte, diseño y revistas dedicadas al arte latinoamericano. Esta iniciativa ha sido bienvenida por nuestra clientela, ya que son pocos los lugares donde se encuentra literatura sobre arte latinoamericano o universal. Adicionalmente, comenzamos este mes una serie de programas didácticos que se realizarán en formato de seminarios o conferencias y mesas redondas donde ventilar temas de actualidad artística.
  11. Los cuentos más divertidos, lamentablemente deben permanecer privados [ríe].
  12. Proporcionamos fondos a jóvenes artistas, con los cuales financian materiales para producir sus obras. A la vez hemos cooperado con entidades como la Asociación Pro Niñez, a la cual le organizamos sus rifas anuales de obras de arte durante sus años iníciales. En los 80 realizamos una serie de exitosas subastas para ampliar los dormitorios de la Ciudad del Niño y ayudar a financiar un sistema alimenticio auto-sostenible. Actualmente estamos estudiando la posibilidad de ofrecer clases de arte en uno de los barrios más abandonados y violentos de la ciudad.
  13. Cada miembro de mi equipo de trabajo es mi colaborar más allegado en el tema que desarrolla. Me siento orgullosa de contar con empleados que en su mayoría tienen décadas de trabajar conmigo.

 

Regresar

Suscripcion
   Franquicia
 

La franquicia Vivir Bien se especializa en revistas de estilo de vida, revistas de decoración y arquitectura, revistas de bebes y n...

más..

 
   

 

 

 

Telephone: info@vivirbien.com | www.vivirbien.com | Condiciones Generales De Uso | Mapa del sitio | Copyright 2009 vivirbien.