Logo

 

  English Espanol
driven
Otras Revistas
   Busque dentro del sitio
     

 

Por: Diana Herrera Rusinque
Fotos:

 

 

cover theme
cover theme
cover theme

 

Los romanos, hace miles de años, descubrieron que la grandeza de su imperio debía traducirse en el brillo de sus jardines. Guardadas proporciones, el común de los mortales debemos aplicar el mismo principio en nuestros espacios verdes.


El jardín es una extensión del hogar; es el ambiente que le brinda la luz, el colorido y la eterna presencia de la naturaleza. Por eso, al diseñarlo es necesario tener en cuenta el estilo de vida de quienes lo disfrutarán, para que encuentren en él una proyección de sus gustos y costumbres.


Contrario a lo que se suele suponer, la creación de un jardín no consiste en sembrar una sucesión de plantas y un césped. Más bien obedece al estudio cuidadoso no sólo de los gustos de sus propietarios y el objetivo con el que será construido, sino del área sobre la cual se localizará, el suelo, el clima e incluso los espacios de luz y sombra que harán presencia en él.


Para empezar es importante conocer que en la jardinería, así como en la decoración, existen diferentes estilos para escoger. Están desde los jardines coloniales y rústicos, hasta aquellos de corte formal, moderno o japonés. No obstante, para el cálido clima panameño el estilo ideal es el mediterráneo, el cual nace ligado al agua y al descanso. Por tanto, el mar y las piscinas forman parte fundamental de su concepción.


En esta tendencia tienen especial protagonismo los pinos puntiagudos o los árboles cítricos como naranjos, limones y mandarinos, que resisten las altas temperaturas. También se integran en este esquema las amplias terrazas de piedra o arcilla, perfectas para tomar prolongados baños de sol, rodeadas de flores de colores intensos y contrastantes.


Una vez seleccionado el estilo podemos proceder a elegir las plantas que queremos en nuestro jardín. Y aquí la investigación resulta fundamental. No sobra pedir la asesoría de un arquitecto paisajista o un diseñador de jardines, quien, conociendo las características del terreno, puede establecer cuáles especies se acomodarán mejor en él.


Al observar al experto, usted descubrirá que él trabaja sobre un plano similar al de cualquier construcción, sólo que en lugar de distribuir en él muebles o accesorios distribuye plantas. Esta es la manera ideal para definir las combinaciones adecuadas que harán de su jardín el remanso de descanso y placer que tanto desea.


En estos climas tropicales existen plantas favoritas por su alta resistencia. Las palmeras, por ejemplo, son invitadas de honor en cualquier espacio exterior. Otro tanto ocurre con las rosas y las orquídeas. La lavanda, por su parte, necesita las altas temperaturas para proyectar mejor su perfume, mientras que la begonia y el clavel aportan su exquisita belleza siempre y cuando cuenten con la sombra necesaria para su supervivencia. Finalmente, no sobra incluir en el conjunto un geranio o una salvia, que tienen la virtud adicional de repeler ciertos insectos.


La manera en que combinemos los árboles y las plantas es fundamental para alcanzar el efecto deseado. De acuerdo con los expertos, lo ideal es colocar en el fondo del jardín, limitando con sus paredes, arbustos altos, de follaje atractivo y tupido, que enmarquen el espacio. A partir de allí se puede establecer una escala con otros arbustos y plantas, de manera tal que las más pequeñas queden en la parte delantera del terreno. Así se le dará proporción al diseño y el área parecerá más profunda de lo que es.


En la combinación también debemos tener en cuenta el color y su efecto sobre el espacio. Las plantas de colores fuertes (rojo, naranja o fucsia) harán que el jardín se vea más pequeño. Caso contrario ocurre con especies de tonalidades suaves (lila, azul o blanco). Pero sea cual sea el color que elija, tenga en cuenta una de las principales máximas en el diseño de jardines: siempre usar variedades con una mayor extensión de su floración o que, por lo menos, cuando no tienen flor ofrezcan un follaje de textura y apariencia atractiva. Así tendrá la seguridad de que su jardín siempre lucirá radiante.


Por último, pero no menos importante, está el tema del césped. Aquí, además de las características del suelo y el clima, se debe tener en cuenta un elemento adicional: la presencia de mascotas y niños. Si este es su caso, lo mejor es inclinarse por una opción que ofrezca mayor resistencia.


Hoy en día, además, está en boga el césped japonés. Se trata de un compuesto que incluye semillas de césped y de flores de distintos colores, generalmente margaritas, amapolas y dragonarias, con lo que se garantiza un especial colorido en el terreno. Además de su aporte estético, esta variedad exige poco mantenimiento ya que es necesario regarlo y podarlo con menos frecuencia para no perjudicar el efecto floral.


Como ésta son muchas las alternativas que hoy existen en el mercado para garantizar jardines cada vez más bellos. Usted sólo necesitará una buena dosis de investigación, organización y creatividad para lograr el espacio deseado, y tener a escasos pasos de su living room o su habitación un rincón encantador, digno de cualquier emperador romano.

 

Regresar

Suscripcion
   Franquicia
 

La franquicia Vivir Bien se especializa en revistas de estilo de vida, revistas de decoración y arquitectura, revistas de bebes y n...

más..

 
   

 

 

 

Telephone: info@vivirbien.com | www.vivirbien.com | Condiciones Generales De Uso | Mapa del sitio | Copyright 2009 vivirbien.