Logo

 

  English Espanol
driven
Otras Revistas
   Busque dentro del sitio
     
Oficinas

 

Minimalistas y relajantes

Por:
Fotos:

 


Download

 

cover theme
cover theme
cover theme

 

La tendencia minimalista ha alcanzado los espacios de trabajo. Las oficinas de ayer, con frecuencia oscuras, demasiado elaboradas y recargadas de objetos, han dado paso a propuestas más limpias que contribuyen a reducir el nivel de estrés propio del trabajo.


Los seres humanos permanecemos en la oficina el 70 % del día… y hasta más. Si a esto sumamos las tensiones propias de la labor diaria, las presiones de los jefes, aquel compañero con el que establecemos una sana (y a veces no tan sana) competencia, las exigencias de los clientes, los informes de fin de mes y otros elementos propios del ejercicio profesional, no es de extrañar que este espacio resulte agobiante y en ocasiones poco grato.


Los diseñadores de interiores han entendido a la perfección esta situación y por lo mismo se han dado a la tarea de desarrollar ambientes no sólo agradables a la vista sino que contribuyan a transmitir un espíritu de tranquilidad y buena vibra a quienes laboran en ellos.


El resultado de sus ideas son espacios que combinan lo moderno con lo relajante, en donde se suprimen los objetos innecesarios para lograr un look de vanguardia, pero eso sí cómodo y funcional, en el que cualquier persona quisiera trabajar.


Uno de los presupuestos de esta tendencia es utilizar la misma gama de colores, preferiblemente neutra, en los diferentes rincones del espacio, pero aportando notas interesantes con tonalidades contrastantes que complementen y no resulten chocantes para los ojos. Cuando hablamos del color debemos mencionar que los preferidos como base son los blancos y los beige. Para contrastar, nada mejor que las gamas de colores fríos (azules o verdes), los cuales no excitan la vista sino que invitan a la calma.


En cuanto al mobiliario, resulta fundamental optar por sillas y escritorios con diseño (recordemos la intención de lograr un look vanguardista), pero que a la vez cuenten con las virtudes ergonómicas que faciliten la labor de quienes los utilizarán. Hoy el mercado ofrece alternativas realmente seductoras, de líneas suaves y estilizadas, que hacen de cualquier oficina un ambiente inolvidable.


Incluso los decoradores insinúan que se puede jugar con las formas sin perder la limpieza del concepto. No es de extrañar entonces que en algunos espacios veamos escritorios de diseño cuadrado o cúbico, siguiendo el principio minimalista de darle prioridad a las líneas rectas, alternando con sillas y poltronas curvilíneas. Siempre y cuando el resultado sea armónico, esta es una libertad que bien nos podemos permitir.


El minimalismo también ha replanteado la altura de estos muebles. Si bien es importante que en las sillas de los escritorios se conserve una altura estándar para garantizar la buena postura mientras se trabaja, con otros objetos como las mesas o los sofás de la sala de espera podemos optar por alternativas más bajas que, combinadas en una proporción adecuada con las altas, dan lugar a una melodía que resulta siempre agradable.


De otro lado, resulta fundamental que la iluminación genere un ambiente claro, preferiblemente de luz directa, que facilite la lectura de documentos o el trabajo frente al computador. Las sombras o las luces de colores vibrantes no tienen cabida en una oficina minimalista. Es más: para lograr el efecto de ambiente relajado, sofisticado y elegante, nada mejor que la luz natural.


En cuanto a materiales aquí también cobran importancia el vidrio, los sintéticos y las maderas claras o de color chocolate, que aportan no sólo calidez sino que evocan sensaciones de paz y disminuyen los índices de estrés. Estos materiales hacen presencia no sólo en el mobiliario sino también en los objetos decorativos, los cuales deben ser pocos pero de una calidad a toda prueba. Así no sólo se mantiene vivo el espíritu de la tendencia, sino que se proyecta un aire de seriedad y profesionalismo que siempre aporta puntos a favor en el mundo de los negocios.


Por supuesto, no podemos olvidar que la tecnología también debe acogerse al estilo de la decoración. De ahí que hoy sea frecuente ver computadores, teléfonos, impresoras, pantallas y demás desarrollos necesarios en el ambiente laboral, de líneas sencillas y modernas, que complementan de manera ideal el ambiente. Estos, que en el pasado no eran más que accesorios útiles para el trabajo, hoy aportan al diseño y se constituyen en un punto focal interesante en un espacio que ha dejado de ser el monótono y agobiante de otras épocas, para convertirse en un sinónimo de modernidad, buen gusto y, quién lo diría, tranquilidad.


 

Regresar

Suscripcion
   Franquicia
 

La franquicia Vivir Bien se especializa en revistas de estilo de vida, revistas de decoración y arquitectura, revistas de bebes y n...

más..

 
   

 

 

 

Telephone: info@vivirbien.com | www.vivirbien.com | Condiciones Generales De Uso | Mapa del sitio | Copyright 2009 vivirbien.